Islas Izu la isla apocalíptica

Islas Izu es un grupo de islas volcánicas que se extienden desde el sur y están al este de la península de Izu en Honshu, Japón.

La isla de mayor tamaño es Oshima o Izu Oshima.

El aire está contaminado de azufre, concretamente, es la mayor concentración en todo el planeta Tierra, de ahí que los habitantes de Izu tengan que llevar una máscara antigas.

Aún así por las noches las sirenas anuncian del exceso de gas para que se coloquen las máscaras o morirán.

Los habitantes de Izu fueron evacuados de la isla en el año 1953, pero regresaron a habitarla en 2000; eso sí obligados a llevar las máscaras antigases tóxicos de por vida.

¿Por que no se salen de la isla?

Los residentes reciben un ajuste económico a cambio de que los científicos estudien los efectos que les causa el azufre.

A todo esto se une el lugar en el que se ubica la isla:

entre tres placas tectónicas que aumenta la posibilidad de que haya un terremoto, cuestión que multiplica la peligrosidad de la isla.

Con una población menos de 3,000 habitantes, es una isla con 55.50 km, arriba del nivel del mar como un cono volcánico activo que ha llevado a evacuar en más de una ocasión a la población al completo.

Incluso, después de su última serie de erupciones en el año 2000, costó cuatro años el rehabilitar la isla para permitir el retorno de sus residentes. La actividad eruptiva es tal, que desde 2005 el monte Oyama no se ha detenido en su emisión constante de dióxido de azufre, un gas irritante y tóxico.

Por ello, los residentes de Miyakejima están obligados a portar de modo permanente una máscara de gas, aunque no deben utilizarla de un modo constante. Los niños deben llevar consigo su máscara al asistir al colegio.

 

En la isla, un sistema de medición y alarmas alerta a la población en caso de necesitar utilizar las máscaras ante el aumento dramático de los niveles de azufre en el aire.

El sistema de alerta, de cuatro niveles se basa en las concentraciones de dióxido de azufre en las distintas zonas de la isla. En un nivel tres se aconseja a los residentes utilizar las máscaras y permanecer en lugares cerrados, mientras que a un nivel cuatro, se exige evacuar la zona. El dispositivo de alerta tuvo que ser activado tan sólo una semana después de que los residentes retornaran a la isla en el año 2005.

Miyakejima es accesible por ferry durante la noche, saliendo desde Takeshiba Sanbashi Pier, cerca de Hamamatsucho, en Tokio o por helicóptero. Los vuelos de avión, suspendidos desde la última erupción, fueron reanudados en el año 2008 después del descenso de los niveles de dióxido de azufre a niveles razonables.

A pesar del panorama y el aspecto nada alentador de la isla de Miyakejima, los turistas están habilitados a visitarla, atraídos sobre todo por los paisajes exuberantes y la posibilidad de bucear en un área llena de vida marina. Las máscaras de gas, están disponibles en la llegada a las tiendas turísticas de la isla, para llevarlas de recuerdo tras la visita, como un exótico souvenir.

a pesar de todo esto los turistas siguen visitando la isla como viajes exoticos